Blog

Y así, la vida. Una puntada detrás de otra

Compartir en redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A mi hija le empecé a escribir hace un año, cuando el encierro llegó y tuvimos que acostumbrarnos al distanciamiento social y a la vida sin abrazos. Durante un año le escribí con esperanza, hasta que ella llegó en septiembre pasado, a ser eso en mi vida.

En tiempos de convulsión, ser mamá es un cuestionamiento vivo, permanente.

Y en una pandemia, ¿qué podría decir?

Hay que aprender a recibir la incertidumbre, ese sentimiento que todos hemos tenido que reconocer en el último año y que parece abrumador, pero que hay que abrazar con alegría y en calma. De alguna manera, no saber hacia dónde vamos termina siendo una oportunidad para construir, para escuchar, para conocer y descubrir otras formas, otros pensamientos, otros caminos.

Irene Vallejo, una columnista del periódico El País de España, recordaba hace poco en uno de sus artículos a Carmen Gaite en El cuento de nunca acabar con una parte en la que decía: “Ponerse a contar es como empezar a coser; es ir una puntada detrás de otra”. Recuerdo que la leí en voz alta, como leo casi todo ahora, junto a mi hija que me acompaña en la lectura atenta, con una mirada fija y a veces intentando decirme algo.

Empezar a vivir, pienso, es también como empezar a contar o a tejer. Y me repito: “una puntada detrás de otra”.


Elena ha empezado su vida en tiempos de incertidumbre colectiva en el que las emociones están muy vivas y hay pocos momentos de silencio o reflexión para entenderlo todo. Hablarle, conversar cuando ella está o permanecer en silencio y observar la naturaleza, son mis formas de decirle que ella ya ha empezado a tejer algo. Una vida que espero viva con apertura a lo distinto, con la sensibilidad y los ojos interiores que nos da la lectura o la música, con la emoción de un amanecer y ojalá con muchas conversaciones por fuera de los círculos sociales en los que se mueva cuando sea ya adulta.

Eso que va tejiendo Elena, espero que sea una vida libre. Quisiera que no dependa de mis miradas para estar segura de las suyas, que no me busque para preguntarme qué pienso y saber qué pensar, sino que me encuentre para conversar sobre lo que cree y para exponerme sus argumentos o confrontar mis opiniones.

Así podríamos juntas construir una conversación, que es lo que más necesitamos ahora. Un diálogo sincero para reconocernos, todos. Para volver a creer.

Eso que seré en unos años, me diría hoy: sigue creyendo en eso que crees, sigue dándole fuerza a la palabra, sigue buscando conciliar. Elige tus discusiones, aprende del silencio. El amor y el equilibrio tienen una relación directamente proporcional con lo que decimos. Sigue hablando siempre con la verdad.

Eso es formar una familia, compartir desde la contemplación y ver la belleza en cada atardecer, en el mar, en los árboles, en el aire que respiramos y en las otras personas.

Comentarios


3 comentarios en “Y así, la vida. Una puntada detrás de otra”

  1. Yov Steven dice:

    Maravilloso ? Lectura!
    Muchas gracias

  2. Vanessa dice:

    Amé este texto. Completico.

  3. Pilar Gutiérrez dice:

    Muchas gracias por compartir tu experiencia. Lamentable el periodo que te tocó sufrir. Como sociedad debemos abrirnos a otras miradas y fundamentalmente evitar todo tipo de discriminación

Deja una respuesta

Para comentar ingresa la siguiente información

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCARGA EL KIT DE PRENSA DE ESTE COMUNICADO

Otras entradas

50 AÑOS DE NUESTRA PRIMERA CONEXIÓN

En 1971 cumplimos el primer gran sueño: interconectar los sistemas eléctricos regionales de Colombia con la puesta en operación de la Red Central de transmisión. La obra consistió en la

Ver más

EL CLÓSET ES PARA LA ROPA

“Yo nací homosexual en un planeta que pareciera haber sido creado para heterosexuales, nací mujer en un mundo de hombres y zurda en uno de diestros. Tenía la opción de

Ver más

Historias que inspiran

Alejandro Ferreiro

Integrante de juntas directivas en empresas y fundaciones

¿Es la ética una decisión inteligente? No solo eso, es la única posible.

Ver conexión

Modesta Muñoz

Secretaria de Educación, Cultura y Deporte de El Carmen de Bolívar

¿Cómo transforma la educación a las personas? “Mejorar la calidad de la educación no es solamente un proceso académico, es un proceso que transforma el ser”.

Ver conexión

Esteban Payán

Director Regional para América del Sur

Desde México hasta el norte de Argentina, a lo largo de 18 países y 7 millones de km 2 se encuentra el jaguar, el felino más grande de América. Pero está desapareciendo. www.panthera.org

Ver conexión

Calendario de eventos


  • Abrazo al personal médico


    ¡Súmate con tus palabras a este gran abrazo simbólico!

    Ver más
    • Compartir

En Redes Sociales

Síguenos, tenemos mucho que contarte.